Propuesta virtual Televisión

“Lo que pasa en la serie La Valla es lo que vivimos con el COVID-19”

Fran Vidal
Escrito por Fran Vidal

Durante esta pandemia por el COVID-19 la comunidad artística tuvo que amoldarse a las propuestas virtuales, algunas rentables y otras gratuitas. Eleonora Wexler fue una de las que se vio afectada al cancelar sus proyectos de cine y teatro durante el 2020.

La distinguida y carismática actriz brindó una entrevista a Fran Vidal Espectáculos a través de la plataforma Zoom y contó todas las actividades que realizó en casi seis meses de forma virtual, desde su casa junto a su hija y perros.

Eleonora relató su experiencia del año pasado en “La valla”, la serie premonitoria del coronavirus. Es una ficción española situada en 2045 que parece haberse adelantado a la pandemia que hoy afecta al mundo.

La argentina interpreta a “Alma”, directora de general del área de epidemiología y esposa del ministro de salud de España. Es dueña de un centro de investigaciones médicas, hará lo que sea para conseguir el anticuerpo para la vacuna y así combatir el “Noravirus”.

La doctora con niños que tiene analizando en su centro para lograr la vacuna

¡Mirá el vídeo de esta imperdible charla! 

– ¿Qué coincidencia la historia con lo que estamos viviendo actualmente no?

-Le preguntaba al productor Daniel Écija si él tuvo algún tipo de visión porque fue justo un año antes del COVID-19 que filmamos esta serie. Podrán disfrutarla a fines de septiembre en Antena 3 de España y en conjunto con Netflix en breve, o sea que en octubre en Argentina ya la podrán ver. La serie está muy bien hecha, les puede gustar o no, pero van a decir “¿Qué se imaginó este hombre?”.

Su personaje en “La Valla”

– ¿Cómo fue esta experiencia en La Valla y qué aprendiste de los cuidados?

-En la historia pasa una Tercera Guerra Mundial, hay una valla que divide la parte más pobre de la nueva España y en la otra parte están los poderosos, los políticos y los médicos. Hay toque de queda, escasez de agua y el virus está matando a la gente. El gobierno hace un control excesivo de todo, pero en un momento hay una revuelta social y la gente sale a las calles. En una escena mi personaje está mirando la televisión y al ver a los médicos ahí se me ocurrió a mi decir “¿y los guantes? ¿por qué no tienen los guantes?”. Y cuando vino todo esto que era totalmente surrealista con esas máscaras protectoras faciales, la cápsula donde ponen a uno de los personajes infectado, me di cuenta que es lo que está pasando actualmente, es muy loco.

“Alma” con su hijo contagiado de “Noravirus”

-Y tus proyectos en Argentina quedaron sin efecto ¿qué podés contar de la película que estabas filmando en Buenos Aires?

Se llama “Los Hermanos Vega”, es una co-producción con Canadá. Es una hermosa película y la directora es Alison Murray, una canadiense que vive mitad del año acá y mitad allá. Fue un placer ir a filmar con todo el equipo, las filmaciones se estiraron hasta donde se puedo, pero el problema es que tenemos que bailar tango y milonga y eso hace que tengamos contacto cercano en espacios cerrados. Creo que hasta el año que viene no podremos hacerla, sólo nos faltaban tres semanas de filmación.

– ¿Qué pasó con la propuesta de la película en Mendoza?

Creo que sí se puede llegar a hacer a fin de año sobre trata de blancas, dirigida por Guillermo Navarro. Es una historia fuerte, muy potente la temática y bien contada la temática.

-También estabas convocada para un unipersonal en el Teatro Nacional Cervantes…

-Amo el Cervantes porque es hermoso y me trae muchos recuerdos. Es un monólogo para la sala grande, la sala “María Guerrero” que es una cosa enorme que te abraza. El espectáculo es la “Teoría King Kong”, que se estrenaba en junio de este año. No era solamente yo, sino cuatro actrices haciendo monólogos de Virginie Despentes que son bastante feministas. Durante un mes íbamos a repetirlo una vez por semana, era como un teatro medio leído y no leído, una forma particular de contarlo.

¿Y no hay fecha para el año que viene?

-La buena noticia es que el otro día me llamaron para decirme que el 27 de mayo de 2021 estrenamos con dirección de Corina Fiorillo. Uno necesita en este momento soñar con que hay algo que va a venir y que te gusta porque si no se hace muy difícil dentro de todo el contexto. Me dio mucha felicidad este llamado porque quiere decir que hay algo en vista y concreto para el año que viene.

– ¿Te gusta hacer cortometrajes?

-Me gusta mucho, me llamaron para hacer uno en noviembre y es sobre un cuento de Mario Benedetti y todo va a depender de la situación del país, sino se hará en Uruguay. Se llama “La noche de los feos” y el director es Pablo Brunetti, un actor argentino que vive en Chile y también va a actuar en el corto.

-Fuiste parte de distintas propuestas virtuales en esta cuarentena. Describí todo lo que hiciste…

-Me encanta aportar un granito de arena como en “Teatro x la Identidad” con la convicción de continuar la búsqueda de las nietas y nietos de Abuelas de Plaza de Mayo, “Cuentos que alimentan” de Fundación Arte Vivo, “Leer en casa” iniciado por Maxi Legnani y Juan Parodi. También hice por Instagram “Teatro en cuarentena” para Argentina y Miami con David Chocarro, una propuesta de Kevin Kass. Además, hice “Poetas en la tierra” que idearon chicos argentinos que están en Madrid y la gente de la serie de “La Valla” nos conectó también en una charla por Instagram con varios de los protagonistas.

-Con respecto al teatro virtual, cuando el San Martín repuso la obra con Alfredo Alcón ¿qué sentiste al verte en “La Tempestad” 20 años después con actor que admiraste y seguramente extrañás?

-Él me dejó una marca tan extraordinaria, creo que poco registro de actores tan enormes con una humildad con una capacidad de dar y ofrecerte absolutamente todo. Cuando fui a hacer el casting no sabía que Alfredo iba a ser el próspero, mi padre. Cuando descubrí que había quedado seleccionada imagínate lo que fue.

– ¿Cuántos años tenías? ¿Anhelabas trabajar con un artista de la talla de él?

– Tenia 24 años y no solo soñaba con actuar con Alcón, sino también en el Teatro San Martín. Era como una deuda pendiente, deseaba trabajar ahí, formarme y crecer con esos textos maravillosos que a veces solo te permiten hacerlos los teatros oficiales. Fue como un combo completo.

-Te marcó tanto tu personaje que años después llamaste a tu hija “Miranda” …

-Fue un personaje tan luminoso y tan ingenuo y por otro lado potente como mujer. Cuando me casé con el papá de mi hija soñaba que si era nena se llamaría Miranda y él me dio el okey. Ella es todo lo que es Miranda, que proviene de admirada y luminosa. De hecho, Shakespeare lo dice en “La Tempestad” porque él elegía los nombres de los personajes de acuerdo la etimología de cada uno.

 -Te fascina tanto Shakespeare que hiciste un curso virtual también ahora…

-Lo que extraño en este momento el curso, fueron 4 meses y creo que me voy a inscribir en otro que comienza ahora en septiembre. El mundo shakespeareano es enorme y Mariana Sagasti, quien dicta el curso, nos abrió esta posibilidad maravillosa de hacerlo. Lo increíble es que cuando me invitan a participar del curso del Centro Cultural Lito Cruz que está su hija Alejandra justo me toca La Tempestad, la obra que yo hice. Es una casualidad tremenda y sumado a eso el San Martín la repone vía streaming.

– ¿Qué cosas le agradecés a tu mamá y a tu papá por haberte permitido seguir tus sueños desde niña?

-Me supieron leer, ver mis ganas y acompañarme y también cuidarme. Yo veo a mi hija que tiene talento para la equitación desde que tenía tres años y ¿cómo yo no voy a alimentar esa pasión que ella siente? Eso fue lo que hicieron mis viejos conmigo, fomentaron mi pasión y también me cuidaron porque empecé a trabajar a los ocho años en un mundo de adultos. Es muy importante que me hayan escuchado y haberme dado las bases sólidas para que yo no pudiera perderme en medio de tanta gente grande.

-Tenés incorporada la cultura del trabajo desde pequeña, ¿te gustaría jubilarte de la actuación algún día?

-Por ahora no, quizá en algún momento me llegue, pero yo digo que no. Estar arriba del escenario me encanta desde niña, vibro con el teatro y es un momento único e irrepetible. Lo extraño mucho, soy espectadora número uno y lo disfruto mucho.

– Entonces, ¿te imaginas actuando en la tercera edad? Teniendo en cuenta que en Argentina las ficciones no crean personajes para mujeres mayores…

-Si estoy acá me imagino actuando. Tiene que haber varios cambios y más allá de la pandemia a todos nos tocó ver cosas personales y también observar el mundo y nuestro país. Hay tiempo para eso, entonces hay que ver qué queremos para nuestra sociedad y eso va a depender de cada uno de nosotros y lo que hagamos con eso. Por lo menos a mí, cuando trabajé en Europa, se me cayeron un montón de velos al ver que hay otras cosas, hay mucho para cambiar y corregir. Estamos con oportunidades para poder hacerlo, ojalá lo podamos aprovechar.

Comentarios

Redactor

Fran Vidal

Fran Vidal

Licenciado en Comunicación Social.
Graduado de la Universidad Nacional de San Luis.
Periodista de Espectáculos y Director periodístico de www.franvidalespectaculos.com.

¡Ayudanos con un like!

¡No es que seamos inseguros, pero con un like nos ayudas a crecer!

FRAN VIDAL ESPECTACULOS!

¡Dale me gusta para seguir viendo buenas noticias. ¡Gracias!

Shares
Danos like para enterarte de las cosas que te interesan. ¡Gracias!