Curiosidades Exclusivo Teatro

Se conocieron por el arte y tres niños los unieron como familia

Fran Vidal
Escrito por Fran Vidal

Un 4 de mayo, pero de 2010, la Cámara de Diputados de la Nación abría una sesión que resultó histórica. La misma concluyó con la media sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario en Argentina.

A una década de este derecho impulsado por la Federación Argentina LGBT, presentamos la historia de Sebastián Pozzi y Victor Agú, quienes se conocieron por su profesión en Buenos Aires.

Sebastián es actor, escritor y productor, oriundo de Corrientes. Mientras que Víctor es un destacado autor y también productor, nacido en Hersilia, provincia de Santa Fe.

Ellos se enamoraron a fines del 2008 y contrajeron matrimonio en el 2012 con la nueva ley, sancionada el 15 de julio de 2010 y promulgada el 21 de julio del mismo año.

El actor Sebastián Pozzi comentó a Fran Vidal Espectáculos su historia de amor, de lucha y perseverancia:

-¿Cómo fue la primera vez que se vieron?

– Fue como un te vi y te quise. Encontré en él contención, afecto y la posibilidad de formar algo juntos sin dañarnos.

– ¿Por qué decidieron casarse?

-Además del amor, también necesitábamos los papeles porque era uno de los requisitos para realizar la adopción de un niño.

– ¿Cómo vivieron esa fecha tan esperada?

-Fue el 12 del 12 del 12, sólo faltó que el horario fuese a las 12 del mediodía, pero no se pudo porque había otro turno de casamiento.

– Además del casamiento, ¿qué más les permitió la Ley de Matrimonio Igualitario?

-A partir de esta la ley se nos hizo mucho más fácil entrar al Registro Único Argentino de Guarda y Adopción (RUAGA). Un paso importante era casarnos para concretar el proyecto de armar una familia. En el 2013, nos inscribimos en el RUAGA y no pusimos muchas condiciones, ya que queríamos un bebe de hasta 10 años y además asistimos a distintas charlas y entrevistas.

– ¿Cómo se dio la adopción?

– Fue más rápido de lo que imaginábamos. Un día nos llamaron del Juzgado N°26 con la posibilidad de adoptar a tres hermanitos, la más pequeña de tres años y los demás de ocho y nueve años. No lo dudamos, aceptamos y acá estamos felices con Luisa, Gabriel y Lautaro.

– ¿Fue un sueño más que cumplido?

-En el final del vídeo que proyectaron en la fiesta del casamiento pusieron una foto nuestra junto a un bebé en brazos y ahí se fue gestando este sueño. En el 2017, ya tuvimos todo legal y hemos podido realizar viajes juntos, uno de ellos a Disney que fue mágico para la familia.

– ¿Cómo se adaptaron ellos a ustedes y viceversa?

-Muy bien, nos entendemos perfecto. Gabriel tenía un retraso madurativo, entonces toma su medicación todos los días, está muy cuidado y contenido ahora. A su vez, los varones no sabían leer ni escribir, tampoco tenían DNI y comenzaron la escuela donde aprendieron mucho. Gabriel se ha sacado un 10 en lengua y literatura, eso es un gran orgullo para nosotros porque crecen y somos parte de eso.

¿Cómo cambiaron sus vidas con hijos? ¿Cómo se complementan?

-Logramos una organización bastante sólida. Nos vamos turnando con sus actividades y con los turnos en el médico y psicólogo. También, estamos en un grupo de WhatsApp con padres y madres del colegio. Antes de la cuarentena teníamos reuniones porque a fin de año teníamos programado el viaje de egresados de Lautaro, nuestro hijo mayor.

-¿Les ayuda alguien en las tareas de la casa?

-Por nuestros trabajos y compromisos tuvimos que contratar a dos mujeres que nos ayudaran. Tenemos a Liliana que colabora con los quehaceres domésticos y también a Soledad que es la niñera.

– ¿Alguna vez se sintieron señalados en la calle como matrimonio igualitario con hijos o en la escuela?

-No estoy pendiente si me miran o lo que piensan, pero sí tuvimos algunas circunstancias en el colegio por prejuicios de los padres. En la institución nos aceptaron súper bien, al principio había algunos resquemores o los chicos venían con alguna situación triste que habían vivido. La discriminación existe en todos lados y para todo tipo de familia.

Nosotros les inculcamos que siempre nos digan la verdad, que no se guarden nada y nos cuenten todo. Cuando cenamos juntos, por lo general se dan las charlas donde plantean los miedos de cada uno, hablan mucho y hay días que cuentan que, por ejemplo, sus compañeritos les preguntan “¿por qué tenés dos papas?”. Uno les responde desde la demostración de amor, que nosotros nos elegimos para ser familia y no importa la condición sexual.

-¿Cómo definís esta etapa de tu vida?

-A partir de la adopción empecé a ver mi historia, mis orígenes, cómo fue mi vínculo con mis padres. Para mí es un aprendizaje de todos los días. Mis hijos y mi hija son seres fantásticos, me hacen reír y me divierto con ellos. Con Luisa cocinamos, con Gaby tengo mucha química por la parte artística y con Lauti estamos conectados con el deporte.

-¿Se puede decir que, en un primer momento, el arte te unió con Víctor y ahora el amor de sus hijos les da la posibilidad de afianzar aún más la relación?

-El arte de alguna manera nos juntó, pero nos une más la familia. Cuando nos conocimos, me encontraba estaba estudiando actuación y Víctor ya había escrito muchos textos para televisión. Después, hicimos radio juntos, trabajamos en el Teatro Nacional Cervantes y en los últimos años estuvimos produciendo obras de teatro. Es decir que trabajamos juntos, nos peleamos juntos y vivimos juntos esta historia de amor con nuestros hijos que también aman el teatro y se divierten con sus disfraces en casa.

Una historia más para conocer el sentido de la adopción, el amor que se puede brindar sin importar la condición sexual de un padre o madre. Lautaro, Gabriel y Luisa que estaban en un orfanato pasaron a tener una vida llena de cariño y cuidado con sus nuevos padres.

Comentarios

Redactor

Fran Vidal

Fran Vidal

Licenciado en Comunicación Social.
Graduado de la Universidad Nacional de San Luis.
Periodista de Espectáculos y Director periodístico de www.franvidalespectaculos.com.

¡Ayudanos con un like!

¡No es que seamos inseguros, pero con un like nos ayudas a crecer!

FRAN VIDAL ESPECTACULOS!

¡Dale me gusta para seguir viendo buenas noticias. ¡Gracias!

Shares
Danos like para enterarte de las cosas que te interesan. ¡Gracias!