Curiosidades Propuesta virtual Televisión

Entrevista a David Chocarro, el actor argentino que triunfa en Miami

Fran Vidal
Escrito por Fran Vidal

Con muchas ganas de volver a la Argentina para reencontrarse con sus seres queridos, el actor habló en una entrevista exclusiva por la plataforma Zoom con Fran Vidal Espectáculos desde Miami, Estados Unidos.

David Chocarro tiene 40 años, está casado con la actriz Carolina Laursen y tienen 2 hijas. El galán comenzó a formarse en la actuación a los 11 años en la compañía de teatro de su padre en Buenos Aires. Trabajó en distintas campañas publicitarias de Argentina e Italia, y esa experiencia lo fue acercando a la televisión.

View this post on Instagram

ABCD ❤️❤️❤️❤️ #tbt

A post shared by DavidChocarro (@davidchocarro) on

Tuvo varias participaciones en exitosas novelas argentinas como Floricienta, Sos mi vida, Casi Ángeles y varias más, pero todas fueron con personajes cortos. Su mayor popularidad surgió en el exterior en ficciones de las cadenas Telemundo y Televisa.

En el 2010, apareció la oportunidad de irse a vivir México a raíz de su trabajo en una co-producción entre ambos países. Junto a su esposa no dudaron en armar las maletas y aquel contrato de Telemundo que era solo por seis meses se extendió y comenzó a ganarse su lugar en la pantalla chica del país azteca.

Los primeros castings no fueron difíciles para él, ya que hablaba bien el español neutro y no le costaba el acento mexicano, una cuestión excluyente en aquel momento para este tipo de ficciones.

El actor trabajó durante 9 meses en Los exitosos Pérez (la versión mexicana de Los Exitosos Pells) y desde ahí comenzaron a abrirse las puertas y logró trabajar en Alguien te mira, Aurora, La Casa de al lado, El rostro de la venganza, En otra piel, La Doña, La Fan, El Recluso, Señora Acero y 100 días para enamorarnos, cuatro de ellas pueden verse actualmente por Netflix.

¡No te pierdas el vídeo con la divertida charla!

– ¿Con cuáles colegas de Argentina trabajaste en el exterior?

-Con Saúl Lisazo hicimos en Miami la novela El rostro de la venganza. Es un gran compañero, muy generoso y lo quiero. Con Diego Soldano compartimos la primera temporada de La Doña y con Juan Soler también trabajé. Con Michel Brown no nos conocemos, pero nos escribimos siempre por las redes como si fuéramos amigos.

-Con respecto a tu personaje en “La Doña”, ese abogado activista por los derechos de las mujeres, ¿Tenés algo de él en la vida real?

-Esa teleserie se hizo en 2016 y éramos conscientes de que iba a hacer mucho ruido. Si bien está basada en un libro súper antiguo, tristemente el tema sigue vigente. Los feminicidios son necesarios abordarlos en la ficción, se hizo con mucha seriedad y la mayoría de los casos que se presentan en la historia fueron traídos de la vida real con ciertas adaptaciones. Y en cuanto a “Saúl” todos los personajes que hacemos tienen algo de uno y él reacciona muy fuerte ante las injusticias y a mí me pasa lo mismo, me siento muy cercano a su ideología y sobre todo al “Saúl” del final de la primera temporada, ese es el más real, el más concreto y el que más se equivoca. Parece un tipo perfecto y todos esos puntos débiles que comienza a tener terminan de darle la profundidad al personaje.

View this post on Instagram

¿Cuál sería el castigo perfecto para Braulio?

A post shared by La Doña (@ladonatlmd) on

-¿Qué significó en tu carrera el personaje de “Santito” en el Recluso (La versión estadounidense de El Marginal)?

-En el 2011 hice dos personajes en la novela “En otra piel” y después de ahí comencé a tener papeles protagónicos porque pegaron mucho mis interpretaciones. Después, “La Doña” me dio mucha exposición, ya que tuvo mucho rating y se vendió en todo el mundo. Además, Aracely Arámbula es muy querida por la gente. Después de eso vino “El Recluso” y contaba con toda esa exposición previa sirvió. Me costó mucho conseguir ese papel, hice casting con actores de raza. Fue duro ganarme el papel porque para la mayoría de los productores yo era “el actor de la novela” y finalmente cuando llegó me desviví por hacerlo. Me instalé en México con dos coachs, uno de acento específico para poder sacar el acento de los cholos y otro de actuación. Fue una transformación total, además del pelo y maquillaje bajé 20 kilos para el personaje.

– ¿Sos autocrítico? ¿Te gusta mirarte en tus trabajos y después analizarlo?

-Lo vi un año después de estrenado. Había quedado tan feliz con todo lo que había transitado que no quería mirarlo y la repercusión fue impresionante. Fue muy lindo verlo después porque me había despegado del personaje y pude apreciarlo. A partir de ahí comenzaron a contemplarme dentro del medio en otros géneros, hice una película, me llamaron para una serie y escribí un texto.

-¿Fue difícil lograr el acento neutro?

-Curiosamente la publicidad me brindó esa posibilidad de aprender y hablar así. Viajar tanto por Latinoamérica me ayudó a desarrollar el acento neutro. Tengo buen oído y se me pega rápido el acento. Si sos conocido te aceptan como venís y a mí no me conocía nadie, así que me puse a trabajar fuerte.

– ¿Cómo estás viviendo este momento de popularidad en distintos países con “100 días para enamorarnos”?

-Con mucha alegría porque a pesar de no ser una serie original de Netflix ocupa los primeros lugares de lo más visto en los países de habla hispana. Es sentir que la sociedad tiene ganas de involucrarse con temáticas más profundas, desde ese lado me da felicidad y, por otro lado, me da gracia porque la gente se enamora de los personajes, a veces no sé si llegan a diferenciar quién es David o quién es Emiliano. Algunas cosas de ese personaje debo tener, pero muchas no (risas).

View this post on Instagram

A la mierda con la reglas… Hola… Lindo Lunes 😊

A post shared by DavidChocarro (@davidchocarro) on

-Tu personaje tiene una historia muy particular…

-Mi hija es Macarena García, una joven actriz mexicana súper talentosa. Nos costó hacer clic porque nunca habíamos trabajado juntos. Entonces, hicimos ejercicios teatrales y de aproximación. A mí me gusta sacar a los personajes de contexto mientras los voy construyendo, de hecho, pasamos una tarde shopping y es muy loco lo que sucede. Yo como Emiliano y ella como Ale nos fuimos a caminar, a comer, charlamos con la gente y fue una experiencia muy nutritiva. En pantalla destacan que se ve esa familiaridad a pesar del tiempo que no estuvieron juntos ellos. Disfruté mucho este proyecto por el talento artístico que hay, el libro, la producción, directores y actores, la verdad fue todo precioso.

– ¿Cómo fue tocar ese tema de la identidad sexual en la ficción?

-Hay que tener en cuenta cómo lo va a recibir la gente y tratar de aportar herramientas contundentes y reales, ya que hay mucha información en los medios y a veces es confusa. Desde la producción se trató con mucho cuidado todo y ver que la gente se engancha con esa temática definitivamente te das cuenta que hay un cambio social.

Por último, David Chocarro agradeció por el cariño que recibe de la gente de distintos países en las redes sociales.

Al artista argentino lo esperan varios proyectos cuando finalice la pandemia y de gran transformación para los personajes, como nos tiene acostumbrados.

Comentarios

Redactor

Fran Vidal

Fran Vidal

Licenciado en Comunicación Social.
Graduado de la Universidad Nacional de San Luis.
Periodista de Espectáculos y Director periodístico de www.franvidalespectaculos.com.

¡Ayudanos con un like!

¡No es que seamos inseguros, pero con un like nos ayudas a crecer!

FRAN VIDAL ESPECTACULOS!

¡Dale me gusta para seguir viendo buenas noticias. ¡Gracias!

Shares
Danos like para enterarte de las cosas que te interesan. ¡Gracias!