Teatro

Entrevista a Leonor Benedetto: “Empecé una etapa nueva en mi vida y en mi carrera”

Fran Vidal
Escrito por Fran Vidal

La distinguida actriz vive una etapa abocada al teatro, ya que durante el 2019 presentó el espectáculo “Atentamente” en distintas provincias del país.

Mientras preparaba su equipaje para un nuevo destino de la gira, Leonor Benedetto nos recibió en una cafetería cerca de su casa. Antes de comenzar la entrevista con Fran Vidal Espectáculos, charlamos sobre el motivo del contacto y disfrutó de un café que invadía con su aroma.

Ella es como un libro abierto, una mujer muy sabia con la que se puede dialogar sobre cualquier tema. Cuando habla del teatro lo hace con tanta pasión que se hace notar en el brillo de sus ojos. Realmente, su opinión es para dejarla escrita.

Alejada de la pantalla chica, la actriz, guionista, directora y escritora sostuvo que el presente la tiene muy entretenida con el espectáculo que estuvo presentando: “Lo vivo con una tal plenitud que realmente supera mis expectativas. Empecé una etapa nueva en mi vida y en mi carrera, obviamente que sabía lo que era y había experimentado el teatro, pero en este caso es la primera vez que hago una gira tan larga en el tiempo y el espacio”, comentó.

Se trata de una puesta en escena inspirada en cartas, textos y testimonios de la vida personal y pública de grandes héroes de la historia. La “Patria” es el tema predominante en el desarrollo del espectáculo, a partir de poemas de Silvina Ocampo, Jorge Luis Borges, Antonio Machado, Mario Benedetti y Julio Cortázar.

View this post on Instagram

Atentamente! Entre Ríos 💕

A post shared by Leonor Benedetto (@leonorbenedetto_ok) on

Cada uno de estos autores expone, con extraordinaria maestría, el concepto de “Patria”, con muy diferentes significantes. En cuanto a esto, “Atentamente” aborda el sentido de dicha palabra para asumirla tanto literal como simbólicamente.

Para referirse a “Atentamente”, Benedetto explicó que: “Es un espectáculo mío, que armé y que dirijo. Tiene que ver conmigo, con lo que yo quiero decir. Es una propuesta con responsabilidad porque estoy ofreciéndole algo a la gente. Realmente, estoy muy feliz”.

– ¿Cómo surge inspirarte para esta propuesta en textos de grandes autores?

-Lo armé y lo inventé hace casi 10 años, sólo que ahora tiene mucha aceptación. Será porque la idea del espectáculo pilotea sobre el concepto de patria y, probablemente, no era tan necesario para la gente hablar de esto tiempo atrás como en la actualidad. Di vueltas por la provincia de Buenos Aires con este espectáculo, también Mendoza, Neuquén, Entre Ríos. Recorrer una provincia entera no lo había hecho nunca y es extraordinario.

– ¿Cómo definís al público del interior?

– Lo que tiene la gente del interior es curiosidad, el hambre de conocimiento y placer de experimentar la belleza de un texto. A veces me pregunto por qué no lo hice antes.

– ¿Creés que la televisión te quitó tiempo de hacer teatro?

-Es como que la televisión ya cumplió conmigo y yo cumplí con ella. Es casi como un noviazgo, como cuando se dice “Bueno, lo nuestro llegó hasta acá” y estoy disfrutando estar en pareja nuevamente, pero esta vez con el teatro.

-Además, “Atentamente” forma al espectador porque hay mucha gente que no conoce la historia argentina…

– La mayoría no conoce, es como si fuera un conocimiento muy epidérmico y me incluyo, sólo que ahora que yo ahora veo algo que hable sobre la segunda guerra mundial, de ciertos y determinados personajes que tuvieron que ver con épocas de la historia, me pongo a consumirlos con avidez. Creo que ahí está para mí la conformación de una estructura de personalidad que tiene que ver con un profundo interés por la historia humana, de dónde venimos y hacia dónde vamos.

– ¿Cómo es dirigir y actuar en tu propuesta?

-Soy totalmente consciente de que toda mi vida estuve prácticamente diciendo textos escritos por otros y siendo dirigida por otros. Entonces, mi porción de creatividad estaba muy reducida, primero por el autor, después por el director y recién como actriz tenía la parcela de poder para mi propia creatividad y en este caso, no es así. Lo bueno o lo malo que pasa en este espectáculo es responsabilidad mía, y eso quiero.

– ¿Cómo es el trabajo en el escenario?

– Es una relación íntima, no es un invento y aquellos que dicen “Uy repetir todas las noches lo mismo” es lo más absurdo que escuché en mi vida, jamás se repite una función. En tanto y en cuanto el público cambie y también uno mismo. Yo no soy la misma de ayer que hoy. Es una experiencia nueva cada vez y es sorpresiva, nueva y maravillosa todos los días.

– ¿Qué opinás del cambio en el consumo de la televisión abierta por las plataformas digitales?

– Eso está bien, hay algo que yo necesito puntualizar y es que la gente no elige consumir, sino que consume lo que hay. Entonces, cuando me dicen hacemos esto porque es lo que la gente quiere no es verdad, es lo que hay. Si vos tenés hambre y pedís un sándwich, pero hay otra cosa terminás optando por esa porque lo que tenías era hambre. Con el conocimiento y con el arte pasa los mismo, por eso, creo que hay que ser respetuoso con lo que se ofrece a la gente.

-¿Cómo viste el desarrollo de la cultura en el país en el 2019?

-Muy empobrecido, no puede ser de otra manera. Si los artistas están dirigidos hacia donde tienen que llegar y con miedo de crear algo porque puede ofender a cierta persona, eso no puede ser verdad. El artista crea condicionado y no es una verdadera creación, más aún si se recortan presupuestos. Se puede aducir que, en tiempos terribles como en la guerra, ha habido creaciones extraordinarias, pero en general creaciones que no tenían que ver con el dinero. Una película no se puede hacer sin plata, los pintores y los escritores han podido expresarse en épocas de mucha carencia indiscutiblemente. El progreso ha traído otras formas de manifestación que necesitan del apoyo del Estado, como así también la educación.

Leonor filmó películas en el norte de San Luis y en Justo Daract. Su paso por los pueblos dejó una huella imborrable, ya que los habitantes no podían creer que una diva de las telenovelas estaba de visita en su localidad.

-La gente de mi pueblo, Santa Rosa del Conlara, te recuerda por tu personaje en la película “Un lugar en el mundo”, ¿Cómo fue interpretar a esa monja?

– Es uno de los papeles favoritos de mi vida porque yo me parezco más a esa monja que a todas las mujeres fatales que me han dado a lo largo de mi carrera, que las hice a todas. Cuando Adolfo Aristarain me llamó para hacer ese personaje a mí me asombró porque pensaba cómo vio él que yo podría hacerlo. Fue muy elogioso conmigo cuando me lo propuso, me dijo que si no aceptaba hacerlo no sabría elegir a otra persona para que me reemplace. Eso me produjo una vanidad insoportable porque no es un tipo de personaje que se me ha ofrecido, siempre me tocaron mujeres malas y sensuales. Pero cuando aparece esta monja, que era tercermundista y que se negaba a usar hábito porque afirmaba que eso la separaba de la gente, me pareció muy a concordancia con mi forma de pensar y le estaré toda la vida agradecida al director por haberme dado ese papel.

 

La reconocida intérprete tal vez tiene algo de parecido a esa religiosa rebelde, ya que de adolescente ya rompía esquemas. Terminó la secundaria antes de lo normal e inició las carreras de filosofía y de medicina, ​ que abandonó al año y medio, ocultando a su padre que había dejado la universidad, cambiándolas por la actuación y el estudio en el conservatorio.

– ¿Cuál fue el trabajo más satisfactorio de tu carrera artística?

-Me atrevo a decir que todos fueron satisfactorios, ya que a cada uno lo hice por alguna razón. Empecé muy joven, tenía una hija en ese momento, y si reniego de esos trabajos no estaría siendo honesta conmigo misma porque había una razón y se cumplía llevando a cabo esos trabajos. En su momento cada uno cumplió una emisión, como un novio o un marido. Si yo digo “cómo pude estar con ese” y… fue porque en ese momento necesitaba o quería eso, es así con los trabajos. Hay algunos a los que les estoy muy agradecida por diferentes razones, pero rechazar alguno jamás.

Benedetto tiene 3 hijos: María Antonieta Tuozzo, Nicolás Tuozzo, y Marcos Benedetto.  También tiene dos nietas.

-Teniendo en cuenta los tiempos del teatro y la televisión, ¿cómo te acompañaron tus hijos en la carrera?

-Es muy complicado el tiempo en este trabajo, y ellos me acompañaron porque no les quedaba más remedio. Fui llevando mi carrera y a mis hijos como se dio y como pude. Son tres personas fenomenales, buena gente, están transitando su vida con bastante éxito, y no me refiero a que ganen millones o sean famosos, sino que son personas contentas con su vida, relativamente libres y razonablemente felices, dada la época que les ha tocado vivir.

-Por último, ¿cómo definís esta etapa de tu vida a los 78 años? ¿Tenés asignaturas pendientes?

De cambios y los años que tengo no me impiden soñar, proyectar y planear. Lo hago y tal vez sin nombre y apellido. Creo que me falta mucho por hacer, mucho por decir y que la vida me va a dar posibilidades, tiempo y herramientas para hacer eso que yo siento que tengo que hacer y que a veces no sé muy bien lo que es. Esencialmente, lo que más me importa es la libertad y si puedo transmitir algo sentiré que mi tarea ha sido cumplida.

 

 

Comentarios

Redactor

Fran Vidal

Fran Vidal

Licenciado en Comunicación Social.
Graduado de la Universidad Nacional de San Luis.
Periodista de Espectáculos y Director periodístico de www.franvidalespectaculos.com.

¡Ayudanos con un like!

¡No es que seamos inseguros, pero con un like nos ayudas a crecer!

FRAN VIDAL ESPECTACULOS!

¡Dale me gusta para seguir viendo buenas noticias. ¡Gracias!

Shares
Danos like para enterarte de las cosas que te interesan. ¡Gracias!